Caldo de carne

Un básico para añadir a otras recetas. Lo típico es hacerlo en el horno con las verduras incluso sin pelar y que se lleguen casi a quemar para que salga bien oscuro. Yo las pelo para luego poder aprovecharlas con la carne y un truco para oscurecerlo si queda muy claro es añadirle un café solo muy concentrado. A disfrutar.

 

INGREDIENTES:

 

1 tira de falda de vaca o ternera

1 hueso de rodilla

1 hueso de caña

1 cebolla

1 pimiento verde

1 zanahoria

2 dientes de ajo

1 vaso de vino blanco o jerez

Aceite de oliva virgen extra

Sal y pimienta

 

ELABORACIÓN

 

Podemos hacerlo con horno o solo con la olla rápida.

 

Precalentamos el horno a 220º

 

Cortamos las verduras en trozos grandes. Las distribuimos junto con los huesos y la carne en la bandeja de horno. Horneamos hasta que se tuesten las verduras. Si queremos un caldo oscuro las tostamos más (casi quemadas). En la olla doramos mucho la carne y los huesos con un poco de aceite. Los reservamos y doramos las verduras a fuego fuerte. Igual que con el horno cuanto más doradas más oscuro el caldo, pero con cuidado de no quemarlas para que no amargue. En los dos casos desglasamos con el vino y dejamos que evapore el alcohol. Ponemos todo en la olla y cubrimos con agua. Salpimentamos y cocemos 45 minutos. Colamos el caldo y enfriamos en la nevera para que se solidifique la grasa y sea más fácil retirarla. Las verduras se pueden batir y juntar con la carne deshilachada y sin grasa.

Anuncios