Ensalada de pimientos asados

bens pimientos

Lunes de ensalada para expiar las culpas y aplacar los remordimientos de conciencia. También puede servir de acompañamiento, por ejemplo a una lubina a la sal o una merluza a la romana y por supuesto a una carne. Si prefieres de entrante le puedes añadir una lata de bonito en aceite o en escabeche y un huevo duro. A disfrutar.

Para 4

 

INGREDIENTES

 

4 pimientos rojos bien hermosos

1 diente de ajo

½ cta comino

Aceite de oliva virgen extra

Vinagre de jerez

Sal

Pimienta

 

ELABORACIÓN

 

Precalentamos el horno a 200º

 

Lavamos los pimientos y los ponemos en una fuente de horno todavía mojados. Añadimos 3 o 4 cucharadas de agua y asamos una hora a 180º. Pasado el tiempo los sacamos y cubrimos la fuente con papel de plata para que se enfríen tapados y luego se pelen mejor. Una vez frios los pelamos quitamos con cuidado el pedúnculo para que salgan la mayoría de las semillas. A continuación quitamos la piel y por último repasamos para que no quede ninguna semilla. Para quitártelas de los dedos recomiendo tener al lado un vaso de agua y sumergir el dedo que tenga las pepitas en el agua para que se despeguen.

pimientos asados

Troceamos los pimientos en tiras con las manos y los aliñamos con el ajo lo más finamente picado posible, el comino molido en el mortero con un poco de sal para ayudar, la pimienta, aceite y vinagre al gusto. Si se queda muy seca se puede añadir un poco de caldo del asado. Reposar un poco antes de tomarla.

Anuncios